UNA NUEVA VIDA LLEGA A MI VIDA

Me he decidido, por fin, a escribir sobre mi experiencia actual. Estoy embarazada de seis meses y creo que es importante que os cuente cómo va todo desde otra perspectiva diferente a lo que se supone que es normal. Aunque la gente lo pueda ver como anormal, yo me siento muy normal. Y la verdad, es que no he tenido mucho apoyo femenino ya que muchas de mis amistades femeninas me convencen para tener un parto en hospital, darle el biberón y dejarme de ‘chorradas’ y comprar una cuna y un cochecito. Me he sentido mal pero no por mi sino por ellas ya que están huyendo de su instinto maternal y están siendo saboteadas por el hombre de bata blanca y otros manipuladores mediáticos.
Pero empecemos por el principio, nunca mejor dicho. Un día después de mi retraso de regla ya sabía que estaba embarazada pero para que todo el mundo de mi alrededor se quedara ‘tranquila’, me hice la prueba típica de farmacia y como no, salió positiva.
Tengo que reconocer que mi embarazo no era deseado y se hizo bastante explícito cuando comencé a tener angustias a todas horas del día. Daba igual que tomara jengibre, umeboshi  o kuzu (la alimentación no era la raíz del problema, es decir, no era mi físico sino mi mente) que seguían ahí haciéndome la vida imposible. Sólo en el momento que acepté mi situación, que acepté mi embarazo y fui consciente de lo que me estaba sucediendo, las angustias (físicas y mentales) desaparecieron por completo. Lo cuento para que veamos que es muy importante nuestro estado emocional ya que repercute directamente en nuestro cuerpo creando salud o enfermedad dependiendo de cómo pensemos, de qué creamos y lo más importante de si sabemos aceptar nuestro momento actual.
A los cuatro meses pasados de embarazo (o 16 semanas, como queráis llamarlo, aunque a mi me gusta contarlo por lunas llenas) decidí hacerme una ecografía (unos días antes ya empezaba a notar las primeras patadas del ‘garbancillo’). Tengo que decir que no soy partidaria de hacerse ecografías cada mes, lo veo demasiado, todo un exceso y un mal-trato para el futuro bebé que lo ‘distorsiona’, lo descoloca de su hábitat. Pero tengo que reconocer que me emocioné aquel día cuando mi amiga Myriam, ginecóloga y una mujer donde las haya, empezó a mostrarme algo asombroso, cómo es la creación del ser humano. Podía observar lo que estaba pasando en mi vientre, donde un ser estaba creciendo y ya se percibía su cabeza, sus manos, su cuerpo en desarrollo y su movimiento y cómo el líquido amniótico parecía una lluvia de estrellas….En fin, ya le advertí antes de empezar a Myriam que no quería saber el sexo pero se nos puso de culo, literalmente, es decir, en posición de nalgas (políticamente más correcto) y por supuesto era bien obvio lo que era, una preciosa niña…
Salí del hospital como en una nube, fue una experiencia que me conectó más con ella y desde entonces la noto casi todo el día, está conmigo y tenemos una conexión buenísima, me avisa de los momentos difíciles antes de que lleguen, no para de bailar o hacer kick-boxing por las noches por lo que mi sueño no es muy bueno hasta que llega el amanecer y se calma y yo empiezo a dormir. Aquí también he aceptado la situación y si antes me levantaba pronto y aprovechaba el día, ahora aprovecho para descansar escuchando a mi cuerpo y dejándolo que gaste la energía para lo que necesite.
Con el tema de la comida estoy encantada porque no he tenido ningún tipo de antojo y todo eso se lo debo a la Nutrición Macrobiotiva (puedes leer más en Nutrición en tu Embarazo, hay dos partes) ya que hace que no tenga bajadas de azúcar ni ganas de alimentos industriales y, por supuesto, ha repercutido en que sólo he ganado 5 kilos, es decir, tengo barriga y pecho pero el resto de mi cuerpo sigue igual. No estoy tomando ningún suplemento químico como yodo, ni hierro, ni ácido fólico ya que lo encuentro todo en mi manera de nutrirme.Me siento ligera y ágil ya que, además, todos los días realizo mis ejercicios de Yoga y algunos de Pilates. Considero que es muy importante mantener el cuerpo activo y flexible y no dejarse llevar por la vaguedad, la pereza o el cansancio. Necesitamos seguir activas, con ganas, con fuerzas, no estamos enfermas ni inválidas, tenemos que mantener el ‘tipo’ y por supuesto también descansar, es decir, no caer en los excesos (ni mucha actividad ni mucha pasividad) y buscar lo que nos permita sentirnos bien.
No tiene que ser un impedimento estar embarazada, no tiene que ser un lastre tener una barriga más grande, no tenemos que caer en lo que nos venden los medios con eso de que es un momento delicado, que cuidado, que te puedes romper una uña y ya la has fastidiado… Espero que se entienda el concepto y por estar embarazada no significa que nos tengamos que pegar esos atracones bulímicos como si ahora sí estuviera ‘permitido’ (todos los números para convertirte en diabética u otras cosas más graves) porque no pasa nada, ya bajaremos de peso después del parto. ¡Eso no te lo crees ni tú!
Mi intención es seguir contando mi experiencia para que muchas futuras madres (y también padres) se sientan identificadas o vean que también existen otras posibilidades.
Actualmente estoy buscando mi ‘cueva’, mi ‘nido’ para dar a luz de una manera tan natural como sea posible siguiendo los instintos que toda mujer experimenta de manera increíble (pero debemos confiar y saber escucharlos) cuando está en este período maravilloso y lleno de felicidad inexplicable (pero, ¡¿qué hay que explicar?!)
Seguiré informando.  Cambio y Corto.
Salud y Buen Embarazo.
Yo Isasi.
nutricionencasa.com

Os paso un video sobre las parteras, las auténticas mujeres que ayudan a que volvamos a nuestros orígenes para realizar un parto auténtico.

PARTERAS: DE PODERES, HABILIDADES Y ARTE.

http://www.youtube.com/watch?v=v9fPai4dLpo

Y este interesante vídeo de Icíar Bollaín con la colaboración de Luís Tosar: EL PARTO ES NUESTRO.

http://www.youtube.com/watch?v=Hf69zR0xri8&feature=share

Una parte de la entrevista que le hiciero a Icíar Bollaín sobre este corto:

He visto en internet el cortometraje que hizo sobre un hombre dando a luz. ¡Qué situación más antiestética y ridícula!
[Risas] Es horrible, sí. Pues así fue mi primer parto, y lo sigo recordando con auténtico horror. Yo sigo reivindicando un parto –en el hospital o en tu casa–, pero con intimidad y con un trato digno. En otros países tienes el parto en tu habitación y solamente si se complica te acaban llevando al quirófano. No te pueden meter de primeras en un quirófano con esa tensión y esa agresividad. Y lo malo es que muchos ginecólogos están convencidos de que, solo porque el niño ha salido bien, de forma natural, incluso sin epidural y rapidito, has tenido un parto estupendo. Pero, la verdad, “podías haberme atendido con un poco más de cariño. ¿No?”. ¿Es mucho pedir?

4 comments

  1. Macrobiotico-84 dice:

    Muchas felicidades Yo, saldra una niña igual de maravillosa que la madre.
    Como tu bien dices, sigue asin y por mucho que te digan de haz aquello o lo otro, sigue tu instinto interior “alma” ya que somos seres de energia”luz” y todo se va mutando constantemente y solo tu interior sabe realmente lo que tienes que hacer, para realizarte como persona, madre y seres con consciencia infitina que somos.
    Un abrazo muy fuerte y la suficiente luz para que no veais la oscuridad.
    Marcos

  2. MAgdalena dice:

    Muy interesante!Primero, enhorabuena por tu bebé. Me ha encantado elpost del parto.
    Hace tiempo que te sigo porque comparto tu forma de ver la vida y este blog es un sitio estupendo para pasarse y leer sobre mucho sentido común, que me encanta.
    Hace una semana me he enterado que estoy embarazada y me preguntaba qué opinas sobre el dejar de hacer yoga en el primer trimestre. Todos me dicen que es mejor esperar y la verdad es que no sé si es mejor o no. El cuerpo me lo pide pero cuando me pongo, estoy algo intranquila pensado en si puede venirle mal.

    Un saludo

    • Yo Isasi dice:

      Hola Magdalena!!! Yo en mi caso no dejé nunca de practicar Yoga ni Pilates hasta el último día del embarazo. Pero yo llevo muchos años practicando y esto hay que tenerlo en cuenta.
      Si fueras una practicante primeriza o que nunca ha hecho nada pues es normal dejarlo para más adelante pero si ya sabes, ya has practicado pues es muy beneficioso. A mi me ha venido genial.
      Felicidades por tu embarazo y disfrútalo mucho, es algo mágico.
      Por cierto, por si no lo has leído tienes el post Nutrición en tu embarazo que seguro que sacas info interesante.
      Un abrazo muy muy grande y confía en ti, en tu instinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*