HACER LO QUE REALMENTE SE QUIERE HACER

No hace falta ser Superman para hacer lo que se quiere hacer.

Seguro que eres uno de tantos que está leyendo este post sentado, en la oficina, en algún puesto donde estás rodeado de luces artificiales y mobiliario horrendo. Si dejas de leer por un momento, me gustaría que apartases la pantalla del ordenador y miraras, mejor observaras, a los demás compañeros. ¿Los ves felices? ¿Hay buen rollo en la oficina? ¿Sus miradas resplandecen de felicidad?
La mayoría de ellos les hubiera gustado ser: cocineros, zapateros artesanos, jardineros, costureros, actores, bailarines, reposteros, pintores, dibujantes, submarinistas, pilotos, agricultores, terapeutas, fotógrafos, peluqueros, profesores de Yoga, madres…en fin y un montón de ‘profesiones’ más pero en cambio tienen su culo pegado a una silla que realmente de ergonómica tiene poco.
Dejamos de lado nuestros verdaderos sueños, y no me refiero a los sueños idílicos o imposibles sino al sueño que realmente hemos venido a hacer aquí y lo etiquetamos como afición o hobby. ¿Cúantos pintan unos cuadros preciosos en sus horas libres? ¿Cuántos se confeccionan unos vestidos preciosos? ¿Cuántos hacen unos panes exquisitos?…Así que dejamos de lado lo más valioso de nuestra vida, nuestra verdadera dedicación, porque creemos que no seremos capaces de vivir de ello. Y aquí aparece el dinero. Claro, sin dinero no podemos vivir, pero, ¿realmente nos sentimos vivos con el dinero que nos da nuestra nómina cada mes por trabajar 8 horas diarias en algo que nos deja cada día sin un poquito menos de vida?
Ojalá fuéramos capaces de dejar a un lado ese miedo interior y tan arraigado de que no somos merecedores o de que somos unos ‘incapacitados’ y poder liberarnos por fin y ser nosotros mismos haciendo lo que hemos venido a hacer. El mundo sería mucho más agradable, bello, creativo, hermoso y seguro que muy espectacular.
A los que si que siguen su camino se les suele considerar privilegiados o especiales pero son personas de carne y hueso como tú´y como yo. Por tanto, si ellos pueden, ¿por qué tú no?
Levántate y ANDA.
NOTA: Este artículo no quiere desprestigiar el trabajo de oficina porque ya sé que hay muchas personas que les gusta ser empresarios, banqueros, políticos…
Salud y Buena Vida.
Yo Isasi
nutricionencasa.com

4 comments

  1. Cristina87 dice:

    Bueno, soy una pesada pero me encanta cada articulo tuyo.
    Soy diseñadora industrial (me queda el proyecto) porque “algo tendrás que hacer”, por correr y no parar a pensar, en mis ratos libres cocino mucho, me encanta hacer reposteria sana y hacer experimentos culinarios, mi sueño es crear una pastelería alternativa (sin gluten/sin azúcar/sin productos animales), pero siempre me están echando para atrás.
    Pero en cuanto termine el proyecto no me voy a dejar arrastrar más por la masa!

    • Yo Isasi dice:

      Bien dicho!! Seguro que será todo un éxito ya que cuando las cosas que queremos las hacemos con amor, todo fluye y no existen los impendimentos.
      Ya nos contarás por dónde sera jejeje
      Un abrazo y espero que pronto estés con las manos en la masa.

  2. Elena dice:

    Hola Yo
    Cuanta razón tienes!!! Yo soy directora de un matadero como yo digo (Hosteleria) y he decidido cambiar de vida, estoy estudiando Naturopatía y quiero dedicarme a ello de por vida. Todo mi cuerpo se rebela contra lo que hago ahora mismo asi que habrá que cambiarlo!!! No ganaré tanto como ahora pero seré muuuuy feliz y total cada uno se adapta a lo que tiene no???

    • Yo Isasi dice:

      Pues lo veo genial Elena!! Cuando uno hace lo que realmente lo quiere todo se vuelve a tu favor y eres más rico a otros niveles que supera el dinero.
      Mucho ánimo y que nada ni nadie te derrumbe tu sueño, tu destino.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*