VACUNAS NI UNA

bebe-vacunaEs un tema que tiene muchas ‘pes': polémico, peliagudo, problemático, público o privado (según se mire), y sobre todo muy personal… y con muchos ‘peros’, ‘por qués’ y ‘cómos’.

Por si alguno todavía no se ha enterado: ‘Una vacuna es un ‘truco’ destinado a estimular al sistema inmunitario para que reconozca y combata al germen (introducido con la vacuna) si el cuerpo está expuesta a él en el futuro. Pero esto no ocurre siempre.
Cuando el sistema inmunitario está funcionando bien, nunca entran bacterias ni virus en el torrente sanguíneo. Administrar vacunas mediante inyección se desvía totalmente de este sistema.
Desde bien pequeñita lo he tenido bien claro. Primero, porque no me gustaba nada el señor calvo que venía a mi casa con un maletín negro de piel y sacaba una jeringuilla que, para mi, era más grande que las que le ponen a los caballos, mientras yo salía disparada para meterme debajo de la cama agarrándome a una pata mientras este señor me ponía la inyección y yo las pasaba canutas. Tuve una época que cada vez que llamaban a la puerta se me ponían los pelos de punta pensando en el ‘hombre del maletín’. Y segundo, porque, desde entonces, ya sabía que no quería que nadie me metiera algo ‘extraño’ en mi cuerpo. Y ahora, ya entrada en años, sigo pensando que no quiero que nadie me inserte nada químico ni antinatural, ya tenemos bastante con la contaminación ambiental y los alimentos adulterados.

Muchos seréis los que las vacunas os han dejado ‘huella’, físicamente hablando, ya que algunas, después de inyectarlas, crean un hinchazón en el lugar de la inyección produciendo una destrucción de células musculares que deja una marca permanente y nos las recuerdan al ponernos camisetas de tirantes en verano.
Después, al investigar un poco, te das cuenta y te alegras de que tu intuición y tu instinto de huida de estas jeringuillas estaban en lo cierto y que, por fin, haya gente sin pelos en la lengua que nos aclara el negocio genocida de las empresas farmacéuticas de vacunas como, sin ir más lejos, la monja benedictina, Teresa Forcades, una mujer valiente que nos aclaró los delitos cometidos en el 2009. Y si nos vamos un poco más lejos y saltamos el charco, tenemos al Dr. Robert Mendelsohn, pediatra, que en su libro ‘Como criar un hijo sano…a pesar de su médico’, habla, entre otros temas, sobre cómo las vacunas están creando enfermedades, autismo e incluso la muerte en bebés y afirma que un 90% de las visitas al pediatra son innecesarias y subraya que los mejores médicos son las madres, abuelas y la madre naturaleza. Es más conocido por su libro ‘Confesiones de un médico hereje’. El doctor Richard Moskowitz, experto en inmunización, y el doctor Block ponen en tela de juicio las vacunas citando informes que demuestran que las vacunas no están libres de importantes riesgos.

Hace unas décadas solían poner unas cuatro vacunas (a mi me pusieron 14 vacunas) pero actualmente son entre 35 y 50 vacunas (unas 42 vacunas, para ser exactos, en mi comunidad) que se inyectan en los primeros años de vida haciendo que el sistema inmunitario de estas criaturas sea más vulnerable y, por ahora, no existe ningún estudio que pruebe que las vacunas sean seguras a largo plazo.
Es increíble que el primer día de nacer, antes de dejar el hospital, pongan a un bebé la vacuna de la Hepatitis B cuando es una enfermedad que se desarrolla en los adultos y según comentan algunas revistas médicas:’… el resultado de esta vacuna ha traído enfermedades del sistema nervioso central, esclerosis múltiple, fiebre, Síndrome de Muerte Súbita Infantil, artritis…’. En algunas comunidades la ponen a los dos meses de nacer y de nuevo a los cuatro y de nuevo (otra vez) a los seis meses pero en un pack, es decir, te ponen 6 vacunas de golpe (Tétanos+Difteria+Tos ferina acelular+Hepatitis B+ Haemophilus Influenze b+Polio) y además la Meningitis conjugada C, vamos, una auténtica bomba atómica.

El doctor Mercola después de un estudio que realizó en Japón sobre la vacuna DPT (difteria+tétanos+tosferina), comenta:‘ Los primeros tres meses de vida de un bebé alimentado con leche materna recibe los anticuerpos necesarios para protegerse de los gérmenes que pueda encontrar en su entorno. ¿Para qué arriesgarse a estropear el diseño de la Naturaleza en esta fase crítica?’
Mi madre, que lo guarda todo, me escaneó una lista con todas las vacunas que me pusieron y es curioso porque me vacunaron del sarampión cuando tenía 11 meses y lo cogí a los 5 años. ¿Alguien encuentra alguna lógica? Seguro que algún experto en la materia diría que ya hace mucho tiempo de su inserción y que por eso el efecto ya no es el mismo. Entonces, ¿para qué me la pusieron? Y lo mismo con la varicela y las paperas que aparecieron a los seis años de edad en abril y en junio respectivamente.

Quiero hacer un inciso sobre el sarampión ya que la medicina oriental opina que no es una enfermedad sino como una ‘descarga’. Comenta que lo ideal es que se tuviera antes de cumplir los tres años (si es un niño que goza de buena salud lo tendría que tener antes de cumplir el año), por tanto, aconseja que se permita la fiebre, es decir, no reducirla (cuanto mayor sea el niño más alta será la fiebre) ya que ésta baja cuando el zarpullido llega a su punto máximo y no ponerle toallas frías o con hielo sobre la cabeza…que impiden la descarga ya que se dirigiría internamente a los pulmones, intestinos, estómago u otros órganos. Lo mejor es quedarse en casa, en reposo, una semana hasta que se haya descargado y eliminado totalmente el sarampión para que, así luego, no pueda traer fiebres más altas (varias semanas después) o meningitis, que puede provenir de un sarampión mal curado. (Información de Aveline Kushi).

Además de toda la polémica que hay a favor y en contra de las vacunas lo que me deja perpleja es la cantidad de estabilizantes, conservantes y metales pesados que llevan. Por ejemplo, la vacuna contra la varicela y la polio llevan formaldehído, plomo, aluminio, glutamato monosódico, ADN y ARN de cultivo de tejido animal y humano. ¡Toma ya!. Y las vacunas de la gripe que se ponen a los seis meses de edad llevan thimerosal que es un conservante que lleva mercurio (mercurio hasta en la ‘sopa’). El thimerosal está relacionado con la elevada incidencia de encefalopatía y graves trastornos convulsivos y autismo. En fin, con todo esto también hubieron padres que alzaron la voz pero las compañías farmacéuticas han decidido primero terminar existencias y luego ya ver qué le ponen de nuevo…Como siempre el dinero y las ganancias a costa de otros siempre gana.

El doctor Joseph Mercola escribió: ‘Es casi incomprensible que el bien documentado mercurio tóxico continúe presente en muchas vacunas, años después que las agencias federales han ordenado la eliminación del thimerosal.
‘Las vacunas se hacen o bien con virus vivos atenuados mediante una serie de pasos en cultivos de tejidos, o de bacterias o proteínas bacterianas que se han matado o desnaturalizado empleando sustancias como el formol. Se necesitan células ‘enfermas’ y ambientes dominados pro la enfermedad para cultivarlos. Los virus para vacunas se cultivan en sangre de cerdo, de caballo, sesos de conejo, células de cobayas, riñones de perro y corazones de vaca, por nombrar algunos. Dra. C. Northrup.
Con esta cita da en el clavo la doctora C.Northrup: ‘Me sorprende que nos preocupe tanto el nivel de mercurio que contiene el pescado para advertir a las embarazadas que lo eviten, y sin embargo lo inyectemos junto con otras toxinas a bebés poco depués de nacer.
Otra cosa que puede hacernos dudar o confundirnos, y que tiene que quedar bien claro, es que las vacunas no son obligatorias. Quien decide es el padre/madre de la criatura, y esto mucha gente no lo sabe porque son ‘aconsejados’ y convencidos por pediatras, enfermeras y guarderías diciéndoles que es importante la vacunación para prevenir. ¿Prevenir de qué? Pregunto yo. Es importante que si quieres vacunar a tu hijo sea por libre elección y no porque algún profesional en la sanidad o la vecina del quinto, que según ella, a sus hijos les ha ido de maravilla, te lo digan. Tienes que hacer caso a tu intuición y pensar en lo que te gustaría a ti y para tu hijo. Abandona el miedo que nos inculca esta sociedad inválida, desnutrida y desconectada; abandona las dudas y la incertidumbre; abandona tu mente y guíate por tu instinto materno/paterno. Si te intentan convencer diciéndote que tu hijo no será admitido en tal guardería o colegio, sinceramente, creo que no merece la pena, ya que no sincronizan con tu forma de ver la vida.

‘Temes perder la aprobación de la ‘tribu’ o que te hagan sentir que eres una mala madre si no vacunas a tus hijos. Hace falta una sólida seguridad personal, como también información, para poner en duda lo que todos los demás creen que es mejor’.
‘Me preocupa nuestra excesiva dependencia de las vacunas como la principal manera de prevenir enfermedades a la vez que pasamos por alto otros aspectos de la inmunidad y la salud.’ C. Northrup.

Si nada más nacer pudiéramos hablar, le hubiera dicho a mi madre con el índice levantado, como símbolo de advertencia: ‘¡Vacunas ni una!’

2015; Más información detallada aquí: https://nutricionencasa.com/2015/06/15/las-vacunas-y-su-supuesta-inmunidad/
Salud y Buenos Alimentos
Yo Isasi
nutricionencasa.com

 

 

YA A LA VENTA EN EBOOK


Comments

  1. Laura says

    Hola.
    El siempre controvertido tema de las vacunas que en los últimos años ha dado lugar a infinidad de debates y polémicas.
    No me quiero manifestar ni a favor ni en contra de la vacunación, sólo quiero dejar clara una cosa que voy a resumir en una frase que leí hace poco y creo que es muy apropiada:
    “no hay verdadera libertad de elección sin formación e información”.
    No creo que deba ser como tú dices, la intuición, la que nos guíe a la hora de decidir si vacunamos o no a nuestros hijos sino la información.
    Información que debemos solicitar a nuestros sanitarios de referencia, pediatras, enfermería, médico de familia.Información que podemos buscar en bibliografía,internet, etc..
    Y con la información recopilada, contrastada y cómo tú dices bajo la premisa de que la vacunación no es obligatoria, según nuestros criterios reflexionar y decidir.

    • Yo Isasi says

      Pues si Laura, lo importante es informarse bien, por eso, hace unos minutos he reeditado el post poniendo más datos. Y también es importante la libre elección, que no nos sintamos cohibidos y seamos nosotros los que elegimos y no las llamadas ‘autoridades’.
      Un abrazo y gracias por tus comentarios!

  2. says

    madre mia. buscando una receta par el pan negro aleman, me he encontrado con todo esto, y la verdad es que ha sido una gran ayuda. me explico. tenemos una niña de cinco años y esta sin vacunar. le llevamos al medico una vez al año para que vea lo sana y lozana que esta, y se quede mas tranquilo, porque piensa que ni le bañamos. hemos optado por la homeopatia porque creemos que es un metodo mas eficaz y la verdad es que hay muchas veces que es dificil defender nuestros argumentos delante de unos padres convencionales. simplemente contar a los padres del parque que la pequña aitana tomaba pecho con cuatro años hacia que torcieran el morro. en fin, que nos agrada escontrar paginas asi. gracias.

    • Yo Isasi says

      Hola Luis! Pues me alegro mucho!! Y que sepas que no estáis solos, ya somos muchos los que pensamos como vosotros. Mi pediatra convencional se cree que soy una ‘hippie’ pero no, soy una persona normal que baña a su hija, le da teta a demanda y no se me caen los anillos por llevarla en brazos en vez de en el carrito.
      Ánimo! Y seguid así!
      Un abrazo!
      Yo Isasi

  3. Silvia says

    Yo me he gastado una pasta con las vacuna del prevenar y el rotavirus, y siempre lo haces pensando con el bien de tu hija, pero es que te lo hacen ver de una manera que si no le pones las vacunas, parece que va a coger una enfermedad y morirse. Que rabia me dan los negocios que juegan con nuestra salud. Me ha gustado mucho el post. Saludos.

    • Yo Isasi says

      Hola Silvia! Gracias por tu comentario ya que se me olvidó comentar el dineral que te cuesta vacunarlos. Encima, hay que pagar por ello.
      Un abrazo y me alegro de que te gustara el post.
      Yo Isasi

  4. dayling says

    Al fin alguien habla claro…estoy pensando en ser mama y no piensonpasar por todo lo que yo pase,no lo bautizare (mi suegra me alega) no vacunare a mi hij@ (mi suegra me alega) no dare poptitos pre cocinados ,ni leches maternizadas y ya me miran mal que non llegare a ningun lado con esos pensamientos porque como aun no soy mama no se de que hablo.
    En fin que gracias por estos consejos sigue igual que me alegra leer post de este tipo XD

    • Yo Isasi says

      Hola Dayling! Me alegro que te guste la web y que veas que no eres la única que piensa así!! Sigue con tus convicciones y con tu manera de pensar y sobre todo sigue con tu instinto y tu intuición!!
      Un abrazo muy grande!
      Por cierto, pronto sacaré mi segundo libro sobre Crianza Natural donde además hablo de mi embarazo sin medicamentos y mi parto en casa.
      Yo Isasi

      • Dayling says

        Genial Isasi me interesa mucho estaré atenta para adquirir tu segundo ejemplar y muchísima suerte y saludos desde canarias

        • Rosario says

          Maravillosa tu intuición Dayling, y el parto en casa es otro punto que marca diferencia, yo tuve a mi hija mayor en una clinica privada, y al segundo en casa y no hay comparación… lo único es no dejar que la opinion de los demas de te iseguridades!!!
          Besos
          Rosario

  5. paula says

    Hola Yo!…yo opino como tú, aunque la presión y el miedo están ahí…yo a Gael lo vacuné, pero la de los seis años aún está pendiente y ya va a cumplir los ocho…me da no sé que, me tira para atrás…

    El caso es que, al tener pareja, si uno piensa de un modo y otro diferente, es muy complicado imponer tu criterio, sobre todo cuando el otro piensa como la gran mayoría y se sentiría apoyado (y el otro aplastado) en caso de no querer vacunar.

    Un beso graaaaande!

    • Yo Isasi says

      Hoooolaaaaa mi Pauliñaaaaa!! Qué bien saber de ti!! Y que todavía sigas leyéndome!!! Comprendo lo que cuentas pero bueno, estoy contenta porque ya no es tan grande la ‘mayoría’, cada vez se va equilibrando el asunto.
      Bueno, espero que esa barriga siga creciendo y estés disfrutando de lo lindo.
      Ya me cuentas!!
      Un abrazo muy muy grande!!

  6. Tuky says

    Como bien sabe Yo, tengo un bebé de 2meses y medio sin vacuna alguna, también la llevo en brazos y le doy la teta en cualquier sitio que ella elija, jaja. A lo que voy, considero que la intuición de madre te hace iniciar el mejor camino para tu hija y la decisión final de no vacunar te la confirma la información. Tras mucho leer (gracias a personas dispuestas a ayudar y que pusieron en mis manos muchos datos…) tambi´en encontré este libro: “Vacunaciones sistemáticas en cuestión, son realmente necesarias?” del Dr. Juan Manuel Marín.
    Espero que esto disipe más dudas.
    Salud para todos!!

    • Yo Isasi says

      Muchas gracias Tuky!!! Me alegro mucho de tu comentario, me gusta eso de primero la intuición y luego la información. Genial Marta! Y gracias por aportar un libro que procede de un médico español!
      Un abrazo muy muy grande!

  7. juan says

    Buenas tardes, sabia que no tenia que haber leido este tema, realmente me he informado muchisimo de esto y no estoy para nada de acuerdo con la vacunación, de echo, tengo 27 años y mi madre no quiso ponerme ninguna vacuna y se lo agradezco. Desgraciadamente tengo un niña que acaba de cumplir un año y de la unica vacuna que la he podido salvar es la que mencionaba Isasi, la de la Hepatitis del hospital.Mi pareja no es partidaria de dejar a un bebe sin vacunas y ami es algo que me quema pero que debo de respetar, al fin y al cabo es muy dificil mi palabra contra la de los “profesionales”, solo espero que mi niña no tenga ningún efecto secuandario tipo autismo etc….
    Me hace gracia que a ti te vacunaran de pequeña de sarampion y paperas y luego contrajeras las enfermedades, para que sirvieron entonces? Mi teoría es que la farmaceutica quiere hacer enfermos cronicos que le puedan rentar dinero para el resto de su vida, y que mejor que empezar desde bebés….Gracias y perdon por el ladrillo

    • Yo Isasi says

      Hola Juan! Gracias por tu comentario. Y te doy toda la razón. Lo difícil es cuando la pareja no llega a un acuerdo y es curioso porque siempre gana el que tiene más ‘respaldo’ de los supuestos profesionales. Espero que tu pareja también se informe bien y podáis llegar a alguna tregua.
      Un abrazo muy grande!
      Yo Isasi

  8. Montse Capellades Gallart says

    Creo que lo más importante es que decidamos dejar de lado el infantilismo social en el que venimos viviendo en donde los gobiernos de turno y los expertos “velan” por nosotros en cada paso de nuestra vida… ja, ja… y decidamos informarnos exhaustivamente antes de tomar decisiones que afecten a nuestra vida, salud, etc., o la de los hijos.

  9. Lourdes Lucena says

    Hola. Mi nombre es Lourdes y soy madre de una niña de 18 meses cumplidos el día 25 de enero. A día de hoy Sophia sigue tomando pecho a demanda además de una buena dieta equilibrada y lo más saludable que me es posible. Acudo todos los dominios a un mercado del agricultor que hay no el pueblo donde resido en el que hacen agricultura ecológica. Decidimos el padre de mi hija y yo que no íbamos a vacunar a Sophia, sabiendo los efectos perjudiciales que tiene las vacunas. Yo tuve mis dudas en su momento, pero hoy por hoy, al ver a mi hija irradiando buena salud y felicidad, sé que era la decisión adecuada. No os lo había dicho, soy enfermera y el padre es técnico sanitario. Gracias por el artículo

    • Yo Isasi says

      Hola Lourdes! No sabes la ilusión que me hace tu comentario y más viniendo de vosotros! Felicidades y mucha Salud!!
      Un abrazo!
      Yo Isasi

  10. Miriam says

    Buenos días isasi, llevo unos meses dando vueltas al tema de las vacunas, y ahora que releo este post me gustaría contar con tu opinión. Por decisión de mis padres, decision que quede claro que no cuestiono, tengo puestas muy pocas vacunas. Y es ahora cuando pienso en quedarme embarazada, que vuelvo a plantearse este tema con fuerza, no tengo puesta la vacuna de la rubéola y claro doy vueltas y vueltas pensando si ponérmela o no ponérmela, si me la pongo y me sienta mal, buff…( presiento que mi sistema inmune esta debilitado debido a un estrés post.traumatico prolongado en el tiempo, últimamente estoy siempre cansada, incluso teniendo siempre cuidado con la alimentación, nada de azúcar, de lácteos, harinas integrales…. Lo último infección de orina, que me llevo muy a mi pesar a consumir antibiótico…) no me gustaría debilitar aún más mi flora, estoy loca intentando regenerarla y no me veo capaz. Pero si no me la pongo y contraigo la enfermedad en el embarazo…. Que responsabilidad!!!! Mi cabeza puede en el no, pero a su vez si no me la pongo, quizá estaría a cada minuto pensando, y si……

    No se sí puedes llegar a entender mi dilema…. Encima en la última revisión ginecológica, me dice el doctor sin problema te pones la vacuna, te tomas anticonceptivos tres meses y acto seguido lo buscas…..!!! Lo que me faltaba no es suficiente con una bomba que tengo que ponerme dos…….

    En fin isasi, que me cuentas, que hago con mi flora (intestinal -vaginal) y que hago con mi dilema…..
    Un abrazo

    • Yo Isasi says

      Hola Miriam! Pues lo primero que hagas lo que hagas tienes que estar totalmente convencida de ello y la elección que elijas será la correcta, te lo aseguro. Infórmate si es lo que necesitas pero también escucha a tu interior, ahí siempre está la verdadera respuesta. Con tu flora pues a cuidarse, a alimentarse bien y a intentar que la mente no te acribille con dilemas ni dudas. Sé que es fácil decirlo pero bueno, tienes que aclarar tus miedos infundados y tus dilemas para sentirte en paz con tus decisiones y tu momento actual.
      Si necesitas algo más personalizado no dudes en escribirme y a ve si puedo ayudarte.
      Ánimo y espero que me escribas pronto diciéndome que vas a ser Mamá!
      Un abrazo!!

  11. nora says

    Gracias a dios mis padres nunca me obligaron a ponerme vacunas , No tengo ni una!!! Y tampoco se las pondré a mis hijos, cada vez que me escucha la gente piensan q les voy a dar una enfermedad o algo …. Pobres ignorantes ratas de laboratorios jajajajajajajaja , casi nunca me enfermo ni con fiebre ni nada ni vómitos y nada me sienta mal no soy alérgica a nadaaa y esto con comparación de alguien que se ha vacunado que es sensible a cualquier cosa.. Hay que ver como nos intenta controlar este estado..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: